Un saludo navideño de Craig Ruppert

Share:

Mientras nos acercamos a la temporada navideña, quería tomarme unos minutos para reflexionar. Este último año, más que muchos otros, parece haber pasado rápido. Hemos continuado nuestra evolución hacia lo que la gente sigue llamando “la nueva norma”, cambiando la forma en que trabajamos y vivimos nuestras vidas y adaptándonos a prácticas nuevas que parecen seguir cambiando. El cambio no es nada nuevo para nosotros aquí en Ruppert. Somos una empresa de ritmo rápido enfocada en crecer para brindar oportunidades a nuestro equipo. Esto nos ha acostumbrado a ejercitar nuestros músculos del cambio y nos ha condicionado para poder flexionarnos, adaptarnos y digerir los nuevos desafíos como los que presenta esta pandemia imprevista. Esta memoria muscular nos está ayudando a seguir siendo competitivos en el mercado, brindándonos nuevas perspectivas y mejorando nuestros comportamientos.

Si bien aceptar el cambio es importante para nuestro aprendizaje y evolución continuos, nuestra capacidad de adaptación y superación es posible gracias a nuestro equipo atento y dedicado. Nuestra ventaja competitiva y de lo que depende nuestro éxito pasado y futuro son las muchas amistades y conexiones profundas que existen dentro de nuestra organización. Los he visto hacer cosas maravillosas el uno por el otro, celebrando las victorias de los demás y apoyándose mutuamente y apoyando a la empresa durante momentos difíciles, como la explosión en nuestra sede corporativa a principios de otoño. Pusieron a sus compañeros de equipo en primer lugar: enseñando, entrenando, riendo, y cuidándose. Han priorizado las necesidades de nuestros clientes, trabajando a través de muchos desafíos y superando obstáculos para hacer realidad sus prioridades. Y han apoyado a nuestra comunidad y han creado conciencia sobre temas importantes, desde empacar comidas en los bancos de alimentos y renovar los centros comunitarios hasta restaurar las costas y conmemorar el número de víctimas de la pandemia. Hemos contribuido con más de $650,000 a muchas causas que lo merecen, extendiéndonos a nosotros mismos y a nuestros recursos en apoyo de aquellos en nuestra comunidad que necesitan ayuda ahora más que nunca. Estoy extremadamente orgulloso de lo que hemos podido brindar dentro de nuestra comunidad, y he tenido varias conversaciones recientemente con personas dentro de nuestra comunidad que reconocen y aprecian lo que estamos haciendo en apoyo de nuestra comunidad y para los necesitados. Espero que pueda sentir el mismo orgullo al saber que jugó un papel clave para que eso sucediera.

A medida que disminuimos la velocidad durante las vacaciones y nos tomamos un momento para pensar en nuestras bendiciones y todas las cosas buenas que tenemos para nosotros, por favor mantenga a Bill Law en sus pensamientos y oraciones mientras continúa su recuperación luego de su lesión durante la explosión en septiembre. Estoy muy agradecido de que esté mejorando cada semana y esperamos su regreso cuando sea el momento adecuado.

Si bien el cambio es constante, lo que espero nunca cambie es el cariño y la camaradería que existe dentro de esta extensa familia Ruppert. Manténganse bien y sigan cuidándose unos a otros y enfocándose en aquellos que podrían usar nuestra ayuda mientras nos dirigimos hacia el nuevo año. Muchas bendiciones para usted y su familia en estas fiestas y que tenga un año nuevo feliz y saludable.