La seguridad en primer plano: Las distenciones y los esguinces

Share:

Por Dave Sanders, Director de Seguridad y Riesgo

El trabajo altamente físico puede ser peligroso; la construcción y el mantenimiento de paisajes no son una excepción. Todos los días nuestros equipos de campo corren el riesgo de resbalar, tropezar y caer, obtener cortes y experimentar distenciones y esguinces. La buena noticia es que estas lesiones se pueden prevenir en su mayoría, y al seguir medidas proactivas simples, podemos reducir o eliminar los peligros, mantener a nuestra gente segura y mejorar la productividad.

Causas comunes

Las distenciones y esguinces son lesiones de los músculos y ligamentos: las distenciones son estiramientos, roturas, o torceduras de los músculos mientras los esguinces son lesiones similares a los ligamentos. Los dos tipos de lesiones pueden ocurrir de repente. Las causas comunes incluyen caminar o trabajar en una superficie desigual, inclinada o resbaladiza, girar o pivotar repentinamente, caer o caer sobre la muñeca o la mano, y levantar objetos pesados o levantar cualquier cosa de manera incorrecta. Las distenciones, especialmente, pueden ocurrir al sentarse o caminar en una posición incómoda durante largos períodos de tiempo.

Medidas preventivas

Las distenciones y esguinces son doloras y pueden requerir largos períodos de recuperación. Las siguientes prácticas pueden ayudar a prevenir que ocurran:

1. Cuidado personal

a. Caliéntese adecuadamente antes de hacer ejercicios o trabajar: el calentamiento de los músculos aumenta su rango de movimiento y ayuda a evitar tensiones y desgarros en los músculos y ligamentos.
b. Haga ejercicios regularmente: los ejercicios de acondicionamiento y estabilidad regulares aumentan la fuerza, la flexibilidad y ayudan a prevenir lesiones.
c. Siga una dieta nutritiva: una nutrición adecuada junto con un descanso adecuado nos ayuda a estar más alertas y concentrados, lo que reduce el riesgo de lesiones.
d. Use calzado adecuado: use zapatos con buena tracción y soporte adecuado para las articulaciones de los tobillos y las rodillas para evitar torceduras y caídas.

2. Ambiente de trabajo

a. Planificación e identificación: Antes de montar y desmontar de vehículos y maquinaria, y antes de operar máquinas, identifique los peligros y asegúrese de emplear protecciones de seguridad. Tenga cuidado con las superficies u obstáculos resbaladizos o desiguales que pueden causar un accidente, y no opere en pendientes húmedas o en pendientes superiores a las recomendaciones del fabricante. Si parece peligroso, probablemente lo es.
b. Practicar buenas normas de cuidado: asegúrese de que las áreas de trabajo y los caminos circundantes estén libres de escombros o desorden. De esa manera, una vez que se utilizan los equipos y herramientas, no hay contratiempos.
c. Usar equipo de protección: Además del PPE requerido, use los mangos cuando transporte cargas, rodilleras o hombreras para protegerse cuando esté arrodillado o cargando materiales.
d. Obtenga ayuda cuando la necesite: si el material pesa más de 50 libras, pida ayuda. Asegúrese de levantar con las piernas y de sostener la carga cerca de su cuerpo.
e. Manténgase hidratado y tome un descanso: tome mucha agua, ya que la deshidratación y el golpe de calor pueden ocurrir rápidamente. Sentarse o pararse en una posición durante mucho tiempo o realizar acciones repetitivas puede ejercer una presión indebida sobre los músculos. Tome descansos regulares y estírese para relajar los músculos.

3. Entrenamiento

a. Revise las prácticas de seguridad con regularidad: la capacitación es fundamental para mantener una actitud de seguridad. Algunos ejemplos son nuestras técnicas diarias de estiramiento y flexión y de levantamiento adecuado.
b. Infórmese de los signos tempranos de distensiones y esguinces: los signos más comunes de las distensiones son inflamación, dolor o debilidad en la espalda, piernas, pies o rodillas. Los signos tempranos más comunes de esguinces incluyen dolor, hinchazón y movimiento limitado alrededor de las articulaciones de las muñecas, los tobillos y las rodillas.
a. Sepa qué hacer en caso de una lesión: siga las pautas y políticas de nuestro lugar de trabajo:
>En caso de una emergencia que ponga en peligro la vida, llame al 911.
>Reporte una lesión inmediatamente a su supervisor.
>Su supervisor debe de llamar a nuestra línea directa de lesiones 24-7 (Dr. Blink) para una evaluación inicial y para garantizar un tratamiento y primeros auxilios adecuados.

Para muchas lesiones menores, como una simple distensión, todo lo que se necesita es un tratamiento inmediato con reposo, hielo, compresión y elevación. Con un cuidado posterior adecuado, puede minimizar la posibilidad de daño permanente y reducir las posibles complicaciones.

La clave para prevenir las distensiones y esguinces es la atención plena. Sea consciente de su entorno y no se avergüence de pedir ayuda o de aplicar una gran cantidad de precaución: su seguridad y bienestar son siempre una prioridad. No podemos prevenir todas las lesiones en el lugar de trabajo, pero si seguimos las medidas de precaución podemos reducirlas enormemente.