Juntos somos más fuertes: La ventaja de la familia

Share:

Por Craig Ruppert, CEO

Se ha escrito mucho sobre los pros y los contras de trabajar para una empresa familiar. Pero de lo que se habla menos es de la ventaja competitiva que conlleva que los empleados recomienden a sus familiares para trabajar en la empresa. Es algo que hemos hecho durante muchos años en la cultura de Ruppert, y ha llevado a múltiples generaciones y niveles de relaciones familiares, todos trabajando juntos. En el último conteo, sobre 12% de nuestra fuerza laboral estuvo relacionada con relaciones que van desde padres e hijos y esposos y esposas hasta cuñados y primos. ¿Puede ser desafiante? ¡Sí! Pero en mi opinión, cuando se practica de manera justa con algunos parámetros, la contratación de miembros de la familia puede ser una ventaja.

Atraer personas de ideas afines

Encontrar y mantener empleados trabajadores que encajen con la cultura de su empresa puede ser un desafío. Suele haber mucho esfuerzo y una gran inversión para encontrar a la persona adecuada para el puesto adecuado. Cuando tiene un empleado que está dispuesto a usar su esfera de influencia para invitar a miembros de la familia a unirse a su equipo, puede tener grandes ventajas. Los miembros de la familia a menudo comparten la misma ética de trabajo, y el empleado existente puede ayudar a simplificar el proceso de adoctrinamiento que ocurre con cualquier trabajo nuevo, asegurando que se ajusten mejor a su cultura a largo plazo.

 

Compromiso a largo plazo

Tenemos un concepto en nuestra organización de que cuando contratamos, nos gusta contratar de por vida. Cuando hay varios miembros de la familia trabajando para una empresa, estamos subiendo la apuesta para asegurarnos de que dos o tres miembros de la familia estén contentos y en ella a largo plazo. La responsabilidad que siente la dirección de la empresa aumenta exponencialmente en la medida en que se ha confiado a la organización el cuidado de una familia, y no solo de un individuo. Por el contrario, también aumenta el mismo nivel de compromiso de los empleados con el éxito a largo plazo de la organización, lo que garantiza un alto rendimiento. Cuando tanto el empleador como el empleado miran el horizonte de 10 a 20 años, los une en un vínculo común que ayuda al éxito a largo plazo de ambas partes. Para un cliente, significa una organización que cuenta con la continuidad de los empleados y hará un esfuerzo adicional para garantizar la satisfacción y la continuación de una relación a largo plazo.

Trabajo en equipo

Cuando trabaja con personas que conoce y disfruta, a menudo hay una mejor comunicación y un deseo intrínseco de cooperación que existe. La camaradería, ya sea que se desarrolle con el tiempo trabajando juntos o existiendo a través de relaciones familiares, ciertamente agrega espíritu, entusiasmo y diversión en un lugar de trabajo y, a la larga, puede aumentar la productividad. Es un gran cumplido cuando alguien piensa lo suficiente en su negocio como para recomendarlo como cliente potencial. Recomendar a un miembro de la familia para que trabaje en su empresa es igualmente halagador. Cuando un empleado piensa lo suficiente en su empleador como para recomendar a su madre, hijo o primo para que presenten una solicitud, es un respaldo implícito de la empresa, la oportunidad que existe y su pronóstico a largo plazo. Al continuar cultivando las relaciones familiares en nuestro equipo, creemos que nos brinda una ventaja tangible con personas de ideas afines, que trabajan juntas hacia una meta común a largo plazo. Entonces, ¡siga refiriendo a los miembros de su familia!

Mejores prácticas

Al referir a un miembro de la familia, existen algunas prácticas recomendadas que pueden ayudar a minimizar posibles problemas.

  • Evite que los miembros de la familia se gestionen directamente unos a otros. Esto puede minimizar la apariencia de favoritismo dentro de la organización o desacuerdos dentro de las familias.
  • Mantener un nivel de profesionalismo. Mantenga las discusiones y desacuerdos familiares en el hogar y no en el lugar de trabajo.
  • Mantenga a todos en los mismos estándares. Los candidatos para un trabajo deben estar calificados con la educación o las habilidades especiales que se requieren para desempeñar el puesto y deben tener el mismo rango de salario y expectativas de desempeño.

Al estar al tanto de las mejores prácticas, existe una mayor probabilidad de éxito al contratar a miembros de la familia.