Share:

Al equipo de Ruppert,

Escribo esta carta en un momento de incomodidad e incertidumbre para todos nosotros. Como compañía y como comunidad, nos hemos reunido y respondido bien a los muchos desafíos del coronavirus. Con los disturbios adicionales que se han desencadenado por los recientes eventos que se desarrollan en las noticias locales y nacionales, espero que podamos aprovechar ese mismo espíritu de unificación para abordar la necesidad urgente de justicia social.

Como empresa y como su fundador, desde el principio nos hemos esforzado por evitar comentar o tomar una posición pública sobre los problemas sociales que atraen la atención nacional, ya que a menudo son complicados y polarizadores. Nuestra creencia siempre ha sido que es mejor enfocarse más internamente en adherirnos a nuestros valores y hacer lo mejor para nuestra gente. No espero que esta posición cambie.

Dicho esto, creo que ahora es un buen momento para recordarnos quiénes somos y quiénes queremos ser. En el corazón de nuestra empresa siempre ha estado nuestro deseo de justicia, inclusión y respeto, todo lo cual se refleja en nuestras acciones y más formalmente dentro de nuestra Visión y Valores de Ruppert. Y aunque estos conceptos no son nuevos para nosotros, los eventos recientes nos recuerdan lo importante que es para nosotros escuchar, mostrar empatía, ser inclusivos y ser respetuosos con los demás en todo lo que hacemos.

Somos, y seguiremos siendo, una compañía más fuerte y mejor si recordamos que, independientemente de la raza, el género, la edad, la nacionalidad, la educación, el origen étnico o cualquier otra diferencia que pueda usarse para definirnos, esas mismas distinciones hacen de cada uno de nosotros únicos y especiales. Es nuestra diversidad de creencias e historias lo que fortalece a nuestro equipo y contribuye a nuestro éxito colectivo.

A medida que todos continuamos procesando lo que vemos en las noticias, tenga en cuenta que usted es una parte valiosa de un equipo que siempre se esfuerza por hacer lo que sabemos que es lo correcto el uno para el otro, nuestra empresa, nuestras familias y nuestra comunidad.

Sinceramente,

Craig Ruppert

CEO